QUE EL FUTURO SERÁ CALUROSO YA ES UN HECHO, CUÁNTO, DEPENDE DE NOSOTR@S

 

Un reciente estudio de la IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) reveló que las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el ser humano son las responsables del aumento de la temperatura del planeta que ya es irreversible. A pesar de las consecuencias inevitables del calentamiento global todavía nos queda una última oportunidad para evitar que la situación empeore todavía más.

 

Hemos calentado el planeta 1,1 grados Celcius más desde el siglo XIX, en gran parte por quemar carbón, petróleo y gas para la obtención de energía. Las consecuencias se pueden notar en todas partes del mundo: olas de calor, incendios forestales, inundaciones, inviernos secos y cada vez más cortos. Esto, ya no tiene retorno y empeorará, según el estudio, en los próximos 30 años alcanzando 1,5 grados más.

 

Pero, todavía queda una pequeña esperanza de que el planeta no se caliente todavía más y la responsabilidad cae en nosotr@s. En FreeMet desde nuestros inicios nos hemos comprometidas a luchar en contra del cambio climático y proteger nuestro planeta, en especial el agua, que es la que nos da vida. Es por esto que queremos dejarte algunos consejos que puedes seguir desde casa para ayudar en la lucha contra un futuro caluroso, que afecta el agua y la vida.

 

  1. Utiliza menos tu auto: una de las grandes misiones para frenar el calentamiento global es disminuir las emisiones de C02. Nosotros podemos ayudar intentando utilizar menos el auto y usar otros tipos de transportes como la bicicleta, caminar o el transporte público. Si necesitas usar el auto, intenta compartirlo con otras personas.
  2. Utilización de electrodomésticos: intenta disminuir su uso y si es que no los estás utilizando, desenchúfalos para ahorrar energía. Regula el termostato de tus artículos de calefacción.
  3. Ahorra agua: lo hemos dicho otras veces y seguiremos destacando este punto. Recuerda cerrar el grifo cuando te laves los dientes, haz más cortas tus duchas y cuando laves los platos, realiza la técnica de lavaza para no dejar corriendo el agua y desperdiciarla. Y nunca pero nunca tires el aceite por el desagüe.
  4. Consume productos hechos en Chile y Recarga: con esto estarás evitando grandes emisiones de CO2 por transporte. Además, si compras recargas grandes puedes reutilizar tus envases pequeños y disminuir considerablemente la huella de carbono por traslado y la huella hídrica productiva.
  5. Utiliza productos que no contaminen: Es muy importante que te informes de los sellos y certificados que tienen los productos que usas en tu hogar, así evitas caer en confusiones a la hora comprar y no contaminas tu cuerpo y el medio ambiente.

 

Porque para proteger realmente nuestro planeta, hay que empezar por casa, ¡súmate a alguna de estas iniciativas y se parte del cambio!